Principales Enfermedades del Ojo

Principales Enfermedades del Ojo

1- Conjuntivitis

Se trata de una inflamación en la membrana que recubre o protege la parte interior de los párpados, dicha membrana es llamada conjuntiva.

La causa más vista de este caso es infecciosa, aunque se puede una conjuntivitis debido a problemas alérgicos.

En ámbito general, la cura de esta enfermedad es muy simple y no presenta mayores complicaciones. No obstante, en algunos casos, pueden verse inflamaciones de mayor peso en otras estructuras del ojo, a lo mejor puede ser en la córnea o en el cristalino.

2- Hipermetropía

Consiste en no poder detallar los objetos que están a una corta distancia del ojo. Es una de esas enfermedades que son más comunes pero no generan consecuencias de peso ni es progresiva.

El tratamiento que se implementa para esto, es el uso de lentes o gafas que corrijan el detalle o la corrección a través de una cirugía con láser.

3- Miopía

Consiste en no poder enfocar bien los objetos que están algo retirados a nosotros o  a una buena distancia.

El tratamiento con el que cuenta esta enfermedad se estructura en tres modalidades:

– La utilización de lentes permanentes.

– Implementación de lentes fijos o lentes de contacto (los podemos hallar flexibles o rígidos  y se implantan dentro del ojo para corregir el detalle).

– La realización de una cirugía con técnica laser.

4- Astigmatismo

Consiste en perder la habilidad de enfocar los objetos. En los casos de mayor gravedad, se generan síntomas que alertan de la posibilidad de padecer enfermedades como la visión borrosa, ver objetos sin claridad o notar un bajo rendimiento de tu agudeza visual.

Por otro lado, el astigmatismo se pudiera asociar con la miopía o hipermetropía. El tratamiento de que se emplea para esta enfermedad es la utilización de lentes o la realización de una cirugía mediante el láser.

Además, cuando el diagnostico de esta enfermedad no es temprano, pueden hacerse presente dolores de cabeza o mareos, todo esto debido al esfuerzo muscular realizado por el ojo.

De esta manera, puede aparecerse el ojo vago, esto si el astigmatismo solo se halla en un único ojo y no se trata de la mejor manera.

5- Estrabismo

Se trata de que uno o ambos ojos puede desviarse. En esta situación, el diagnóstico temprano juega un papel importante para que la corrección posterior tenga éxito. El tratamiento consiste en el uso permanente de lentes o gafas determinadas, parches o ejercicios musculares. No obstante, también se puede realizar una cirugía, sobre todo en los casos de mayores complicaciones o en aquellos en los que los tratamientos ya establecidos no funcionan.

6- Presbicia

Se basa en una pérdida gradual que limita la visión cercana, debido a que se dificulta ver objetos que se hallan cerca del ojo. También se le llama vista cansada y comienza a manifestarse llegado los  40-50 años.

A pesar de la ya mencionada deficiencia para ver con cierta claridad los objetos que se encuentran cerca, se conserva la habilidad para enfocar objetos lejanos.

Si nos referimos al tratamiento, la presbicia se puede tratar con el uso permanente de lentes o gafas.

7- Catarata

Es una enfermedad que aparece en el 40% y 50% de los casos asociados con problemas vinculados a los ojos y suele hacer presencia a partir de los 50 años. Se trata de la pérdida progresiva de la transparencia que tiene el cristalino, por lo que hace mucho más complicado que le entre luz al interior del ojo. Al ser una enfermedad gradual si no se diagnostica a tiempo puede generar una ceguera total.

El único tratamiento para este problema es la intervención quirúrgica, proceso en el que se extrae el cristalino para ser intercambiado por una lente intraocular, todo con tal de mejorar el enfoque.

8- Glaucoma

En el interior del ojo nos encontramos con un líquido acuoso que abastece y aporta oxígeno a diversas estructuras intraoculares. Si la presión que contiene este líquido es elevada, da como resultado la enfermedad ocular llamada como glaucoma.

Dicha enfermedad puede ser de gravedad si no es trata a tiempo, su consecuencia más significativa podría ser la pérdida de la visión por el resto de tu vida.