Estructura del Ojo. Anatomía del Ojo

Estructura del ojo

El ojo, cumple una función similar a la de una cámara, ya que captura las imágenes del mundo exterior para que nuestro cerebro pueda interpretarlas y propiciarnos lo que llamamos Visión. El rollo de la cámara fotográfica es representado por la retina, que se sitúa en el fondo del ojo, ya que almacena las imágenes que se enfocan sobre ella a través de un conjunto de lentes naturales, los cuales iremos explicando a continuación.

Anatomía del ojo

La conjuntiva

Hablamos de un líquido pegajoso y delgado que envuelve la superficie posterior de los parpados y la esclerótica, por su superficie anterior. Las células  de esta, generan el moco que lubrica el ojo.

La córnea

Es el fragmento más anticipado y transparente que tienen las túnicas del ojo, muy similar al cristal que contiene un reloj. Se trata de un tejido avascular muy complejo que refracta y refleja la luz al fondo del ojo (retina). Además tiene 48,33 dioptrías de poder convergente.

La cámara anterior

Es el espacio que existe en medio de la córnea y el iris. Esta cámara se halla abarrotada de un líquido especial al cual llamamos humor acuoso, que garantiza los nutrientes (oxigeno, proteínas y glucosa) necesarios a los tejidos aledaños.

El humor acuoso

Hablamos del líquido transparente que  podemos encontrar regularmente en el interior del ojo, otorga el tono adecuado al globo ocular y debe haber un perfecto equilibrio de que se produce y de lo que sale.

El ángulo Iridocorneal

Es el ángulo creado por la posición de la córnea y de la esclerótica con el iris. Aquí podemos hallar, el trabéculo, y por detrás del mismo se encuentra el Canal de Schlemm, generando la vía de drenaje que tiene el humor acuoso desde el interior hacia el exterior del ojo.

El iris

Es la estructura que se encarga de proteger al ojo especialmente de la entrada de luz; tiene distintos colores dependiendo de la herencia; se encuentra entre la cámara anterior y el cristalino; en su centro, se halla una apertura circular a la que llamamos pupila.

La pupila

Es el círculo negro que podemos apreciar en el iris, suele regular la entrada de luz al interior del ojo, se contrae (miosis) en presencia de mucha claridad o se expande (dilatada) en caso de haber oscuridad.

El cristalino

Es una lente que se encuentra en el ojo interno. Su función es similar a la del zoom de una cámara. Tiene como misión el enfoque de las imágenes cercanas y lejanas.

El cuerpo ciliar

Hablamos de un tejido que une la coroides al iris. Gracias a este tejido se genera el humor acuoso.

El humor vítreo

Se trata de un gel sin color que está almacenado en la cavidad vítrea, delimitada por la parte delantera del cristalino, el cuerpo ciliar y por la parte posterior de la retina. Representa el mayor volumen del ojo, constituyendo el 66% del volumen y peso total del mismo.

La retina

Es la capa más escondida que contiene el ojo, por lo que podría ser la de mayor importancia ya que posee la responsabilidad de la función visual. Aquí encontramos millones de células fotosreceptoras (conos y bastones). Aquí se realiza un proceso de suma importancia, al captar la luz y transformarla en impulsos nerviosos que van dirigidos al cerebro para poder revelar las imágenes.

El nervio óptico

Es un cable formado por la congregación de más de un millón de fibras nerviosas. Este se encarga de transmitir los impulsos visuales desde el ojo y vincularlos con distintas estructuras hasta llegar al área visual, ubicada en el lóbulo occipital del cerebro.

La coroides

Es un tejido muy vascularizado que se halla entre la retina y la esclera, abastece a las porciones más externa de la retina. Aquí encontramos un pigmento que retiene el exceso de luz y predice la visión borrosa.

La esclera

Es la fibra externa que se encarga de proteger el ojo. Se trata de una capa espesa, que se conecta por delante con la córnea y por la parte posterior con el nervio óptico.

Los músculos extraoculares

El globo ocular consta de 6 músculos externos, 4 de ellos rectos (superior, inferior, medial y externo) que giran el ojo arriba, abajo, izquierda y derecha, además de 2 músculos oblicuos que son para los movimientos rotacionales.