Avances en patologías retinianas

Avances en patologías retinianas

Se ha desarrollado un modelo para evaluar los mecanismos celulares y/o moleculares que dan lugar a diversas patologías retinianas como el desprendimiento de retina

Iván Fernández, bajo la dirección de los doctores Carlos Pastor Jimeno y José Manuel Gonzalo Orden, desarrolló un modelo de cultivo de retina de cerdo que permite estudiar in vitro las interacciones de las células de la retina con otras células de origen no retiniano o unas sustancias llamadas citoquinas secretadas por aquéllas.

De este modo, se pueden evaluar los mecanismos celulares y/o moleculares que dan lugar a diversas patologías retinianas. Este trabajo en concreto se centró en las modificaciones originadas en la retina de pacientes con vitreorretinopatía proliferante (VRP).

Así, se evaluaron los cambios celulares originados en la retina al añadir macrófagos o TNF alpha, y adalimumab, fármaco bloqueante del TNF. Este tema constituye un hecho relevante ya que otras aproximaciones terapéuticas y/o profilácticas en la VRP han fracasado

Iván Fernández Bueno es  licenciado en Veterinaria y defendió su tesis doctoral obteniendo la calificación de sobresaliente cum laude con el trabajo, titulado “Inhibición mediante adalimumab de la hipertrofia reactiva de las células de Müller en un cultivo organotípico de neurorretina porcina.

El tribunal estuvo formado por Matilde Sierra Vega y Marta Regueiro Purriños, ambas de la Universidad de León, Nicolás Cuenca Navarro, de la Universidad de Alicante, Alejandro Bayón del Río, de la Universidad de Murcia, e Isabel Pinilla Lozano, de la  Universidad de Zaragoza.

Modificaciones celulares

A modo de conclusión cabe destacar que el modelo de cultivo organotípico de neurorretina porcina permite la evaluación de algunas de las modificaciones celulares producidas tras el desprendimiento de retina, facilitando el estudio de las interacciones con otros tipos celulares no retinianos y/o con las citoquinas secretadas por estas células.

Además, se ha comprobado que los macrófagos están implicados en las modificaciones que experimentan las células de Müller, porque su adición al cultivo de las neurorretinas origina un aumento en la hipertrofia reactiva.

Por último, el doctorando aseguró que se podría intentar abordar la vitreorretinopatía proliferante con agentes antagonistas del TNF, como el adalimumab, capaz de bloquear las modificaciones sufridas, aunque son necesarios más estudios antes de plantear un ensayo clínico piloto.

Durante el desarrollo de esta tesis, Fernández realizó una estancia en el Department of Ophthalmology and Visual Sciences of School of Medicine and Public Health, de la Universidad de Wisconsin-Madison (Madison, WI, EE.UU) en 2009.

Iván Fernández es licenciado en Veterinaria por la Universidad de León en 2005 y comenzó a trabajar en el IOBA al año siguiente, perteneciendo al Grupo de Retina. Realizó el Doctorado en Medicina y Cirugía Animal, del Departamento de Medicina, Cirugía y Anatomía Veterinaria de la Universidad de León.

Herramienta MEKANTA

HERRAMIENTA DE APRENDIZAJE DEL TECLADO DE ORDENADOR, “MEKANTA”

La Dirección de Educación, Empleo y Promoción Cultural de la ONCE ha elaborado una herramienta de aprendizaje del teclado del ordenador para niños y niñas con ceguera o deficiencia visual, a partir de cinco años, denominada “MEKANTA”

Este recurso multimedia accesible enseña a utilizar de forma correcta el teclado del ordenador de un modo interactivo y divertido.

“MEKANTA” es una aplicación motivadora y dirigida, de manera que pueda ser manejada de forma autónoma. Además, es inclusiva, ya que puede ser utilizada por todos los niños y niñas, tanto por aquellos que presentan discapacidad visual como por los videntes.

El programa ofrece un centro de interés común (la selva) que motiva al usuario a conocer las diferentes zonas del teclado. La metodología utilizada sirve para trabajar con una técnica de aprendizaje correcta. Por un lado, la necesaria segmentación e independencia de dedos y, por otro, el control de la ubicación correcta de los dedos en sus respectivas teclas de la fila guía y la barra. El diseño responde a una metodología específica que respeta el desarrollo psicomotriz y las necesidades educativas de la discapacidad visual, desde las primeras edades.

Para facilitar su utilización tanto en centros escolares como en los domicilios particulares de los alumnos, MEKANTA se podrá descargar gratuitamente de la Web de la ONCE desde el enlace “recursos educativos”:

Bloquear la IL-18 controla la degeneración macular

Bloquear la IL-18 controla la progresión de degeneración macular asociada a la edad.

INFLUYE EN EL PASO DE LA FORMA SECA A LA HÚMEDA

El grupo de Sarah Doyle, del Trinty College, en Dublín, ha descubierto que una parte del sistema inmunitario denominada inflamasoma está implicada en la regulación de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

El citado grupo ha visto que controlando la IL-18 se podría prevenir el desarrollo de la enfermedad. Los resultados del trabajo se publican en el último número de Nature Medicine.

La clave en el diagnóstico de la DMAE es la presencia de drusas, por lo que el citado grupo, del que también forma parte Matthew Campbell, se ha centrado en estas acumulaciones de depósitos en la mácula y ha visto que pueden favorecer la producción de dos componentes inflamatorios: IL-1 beta e IL-18.

Donantes
Estos hallazgos se basan en los estudios que implicaban las drusas aisladas de donantes con degeneración macular asociada a la edad en estudios preclínicos y en modelos propios de la citada enfermedad ocular. “Tradicionalmente la inflamación de la retina o del ojo en general no es beneficiosa y es una característica propia de muchas enfermedades oftalmológicas, entre las que se encuentra la degeneración macular asociada a la edad. No obstante, nosotros hemos identificado que un componente inflamatorio, la IL-18, actúa como factor antiangiogénico, lo que puede ayudar a prevenir la progresión de la enfermedad, una vez que se detecta en sus primeras fases”.

La progresión de la degeneración macular asociada a la edad de seca a húmeda parece estar mediada por la IL-18 y los resultados del citado estudio sugieren que controlando dicho factor o aumentando los niveles de IL-18 en las retinas de los pacientes con DMAE seca se podría prevenir la forma húmeda de la enfermedad, “lo que supone un importante avance en el desarrollo de nuevas terapias”.

 

Una retina de células madre abre las puertas del trasplante.

Una retina de células madre abre las puertas del trasplante.

Shinya Yamanaka, padre de la reprogramación celular, aseguraba en una entrevista concedida tras recibir el premio de la Fundación BBVA que el primer órgano reproducido en el laboratorio sería la retina. Sus predicciones, como cabría esperar, parecen bastante acertadas. Aunque no son exactamente retinas humanas ‘artificiales’, las copas ópticas fabricadas por un grupo de científicos nipones sitúa los trasplantes a un tiro de piedra.

El equipo de la Universidad de Kobe (Japón) dirigido por Yoshiri Sasai sigue avanzando en el campo de la medicina regenerativa del ojo. Hace algo más de un año, presentaron en la revista ‘Nature’ la generación ‘in vitro’ de copas ópticas -las estructuras embrionarias de las que surgen las retinas- a partir de células madre embrionarias de ratones. Ahora, lo han hecho con células humanas y los resultados son muy llamativos y “prometedores”, según Shomi Bhattacharya, director del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER).

“La imagen es muy impresionantes porque son estructuras muy similares a las que se observan durante el desarrollo embrionario”, explica a ELMUNDO.es Paola Bovolenta, especialista en biología del desarrollo y profesora de investigación en el Centro de Biologia Molecular Severo Ochoa, CSIC-UAM.

El éxito del grupo de Sasai, que tiene una sólida reputación en el sector, es la reproducción casi perfecta de la copa óptica. Gracias a un cuidadoso sistema de cultivo, las células madre embrionarias dieron lugar de forma espontánea a una estructura invaginada compuesta por dos capas: una interna, que da lugar a la retina neural, y una externa, que conforma el epitelio retinal pigmentario.

El proceso fue similar al que habían observado antes con las células madre de ratón pero el resultado fue ligeramente distinto. “Han demostrado que existen variaciones en el desarrollo entre especies, algo muy importante”, señala Bovolenta. “Las células de ratón generaron una retina más pequeña que las humanas, que originaron una estructura más grande y con una proporción de células similar a la que hay en el ojo humano”.

Una opción para varias enfermedades

“Hasta ahora, no se habían reproducido tan bien los tejidos de la retina ocular”, comenta Nuria Montserrat, investigadora del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB) que trabaja en la diferenciación de células madre e iPS. “Han logrado una disposición espacial, con las dos capas, igual a la realidad. Es casi como un ojo en un plato de cultivo”.

Las primeras aplicaciones podrían estar cerca. “En particular, para la retinitis pigmentosa, donde los fotorreceptores de degeneran gradualmente”, explica Sasai a este medio. También se podría emplear, “en combinación con células iPS, para crear modelos de enfermedades en los que estudiar la patogénesis y explorar nuevos tratamientos”, añade el investigador japonés.

“Este estudio abre las puertas al trasplante”, asegura Monserrat. Pero tal vez no a la clásica idea de trasplante, donde un órgano dañado es sustituido por uno nuevo. El problema está, coinciden los autores y los expertos consultados por este medio, en que regenerar las conexiones entre la retina y el nervio óptico puede ser demasiado complicado.

“Probablemente, no sea necesario reintegrarla entera, sobre todo en algunas enfermedades”, señala Bovolenta. Como en la degeneración de la retina, donde “parece razonable hacer un injerto lo suficientemente maduro para contener un gran número de precursores de fotorreceptores”, apuntan los autores en las páginas de ‘Cell Stem Cell’.

El ojo, el órgano perfecto

Habrá que esperar a que se lleven a cabo nuevos estudios, pero, de momento, esto es lo más cerca de la clínica que están las células madre embrionarias. La clave está, según Montserrat, en que “con 50.000-80.000 células, muchas menos de las que se necesitan en otros órganos, puedes empezar a tener resultados”. Además, los problemas de rechazo y el riesgo de aparición de tumores parecen escasos.

En nuestro país, hay varios grupos que se dedican a la investigación en este campo. En el CMRB, han “empezado a hacer cultivos con células madre e iPS” pero aún están en fases preliminares, explica esta experta.

En el Instituto de OftalmoBiología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid hay un grupo dedicado a la retina en donde también están “intentando crear estructuras en 3D de tejido usando células madre”, explica Girish Kumar, que trabaja allí. Allí trabajan con células madre de la grasa, diferenciándolas a células de la retina. También buscan un tratamiento para la Degeneración Macular Asociada a la Industria y tienen algunos estudios con animales en los que usan células madre para proteger el epitelio pigmentario. En todos estos campos, subraya Kumar, “este trabajo nos va a ayudar mucho”.

Gracias a todos estos esfuerzos, es muy probable que la retina sea la primera aplicación clínica de las células madre embrionarias pero los expertos reclaman más. “El ojo es muy asequible -insiste Montserrat- pero hay que ir más allá, hacia algo más relevante para la salud mundial, como la patología cardiovascular”.

Derechos de personas con Discapacidad

Las personas con discapacidad pueden defenderse a sí mismas. Cuando estimen que han sido víctimas de un trato discriminatorio, tienen la posibilidad de denunciarlo para intentar subsanar la situación que lo creó.

Con este objetivo, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha publicado una segunda edición de la “Guía para la autodefensa de las personas con discapacidad”, con información actualizada y ampliada.

Personas con discapacidad: cómo autodefenderse

Las personas con discapacidad son proactivas en la defensa de sus derechos. Denuncian las situaciones de discriminación que les afectan y reclaman los cambios oportunos para que no se repitan. La unión hace la fuerza y por ello se recurre a menudo a ella. Sin embargo, cada persona, de manera individual, puede tener un papel activo si se defiende a sí misma.

Las personas con discapacidad deben reclamar de manera clara y cortés, recopilar información, pedir ayuda y reconocer las equivocaciones

En la citada guía, el CERMI enmarca la autodefensa en un proceso mediante el cual las personas con discapacidad “hablan por sí mismas, por los derechos individuales y en contra de la discriminación”. Reconoce que el proceso de autodefensa puede ser largo y requiere dedicación, pese a que “el resultado final no sea exactamente el esperado”. Sin embargo, recalca que cualquier esfuerzo siempre es positivo y, a partir de esta idea, se consiguen los cambios.

Un aspecto fundamental que se recoge en la guía es la necesidad de ser asertivo en vez agresivo. Esto significa: ser franco y directo, presentar las necesidades de forma clara, firme y cortés, escuchar a otros y respetar sus opiniones, recopilar la información necesaria para tomar decisiones propias, pedir ayuda cuando se necesite y reconocer las equivocaciones.

Autodefenderse en seis pasos

En cuanto a los pasos precisos que se deben dar si se siente que por algún motivo se ha sido víctima de una discriminación, son los siguientes:

Lo primero es identificar de manera clara la actitud, acción o circunstancia que se considera discriminatoria. Una prueba de que esto es así es considerar si este mismo caso es más favorable a una persona sin discapacidad. La discriminación puede afectar tanto a la propia persona con discapacidad como a una persona sin discapacidad, pero con un familiar en esa situación.

Informarse de las leyes y normas que se podrían incumplir por lo sucedido. Estos reglamentos pueden ser tanto de ámbito estatal, como autonómico o local. Lo fundamental es saber que todas las personas tienen los mismos derechos, aunque hay leyes específicas para hacer cumplir el derecho a la igualdad de oportunidades.

Identificar los recursos disponibles y utilizarlos para defenderse. En este caso, se recomienda acudir en primer lugar a la persona que es responsable directa y, por lo tanto, tiene capacidad para resolverla. La reclamación ha de presentarse por escrito, con los datos de quien la realiza, y quedarse con una copia de la misma.

Pedir asesoramiento a las organizaciones que representen a las personas con discapacidad y a sus familias, o bien contactar con otras personas en la misma situación.

Difundir lo ocurrido para que la opinión pública lo conozca. Según el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, entre otras consecuencias, esto supone a menudo obtener apoyo social por parte de las personas que lo conocen. Como propuestas, se aconseja incluso difundir lo ocurrido a través de los medios de comunicación y en las redes sociales.

Ser persistente, es decir, realizar un seguimiento del caso tanto por teléfono, como mediante reuniones o por correo.

Dónde presentar una reclamación

Las personas con discapacidad o los familiares que quieran presentar una reclamación cuentan con varios órganos a los que dirigirse. Los recursos extrajudiciales a los que pueden acudir son los siguientes:

Oficina Permanente Especializada. Pertenece al Consejo Nacional de Discapacidad, tiene potestad para conocer y emitir informes que no son vinculantes, aunque sirven “para difundir y visibilizar las situaciones de discriminación que ocurran”, detalla el CERMI.

El Defensor del Pueblo. Admite quejas individuales y colectivas, siempre que la conducta discriminatoria parta de las Administraciones Públicas y se vulneren derechos reconocidos en la Constitución.

Sistema de Arbitraje en materia de igualdad de oportunidades y no discriminación. Al ser un sistema voluntario, requiere que ambas partes estén de acuerdo en dirimir el conflicto mediante esta vía.

Sistema de Infracciones de la LIONDAU. Este sistema atiende incumplimientos de las obligaciones derivadas de la Ley de Igualdad, No Discriminación y Accesibilidad Universal (LIONDAU). Se establecen infracciones y sanciones tanto para particulares como para personas jurídicas que infrinjan el principio de no discriminación.

Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social. Los trabajadores con discapacidad pueden acudir a este organismo si consideran que reciben un trato menos favorable, se sienten acosados por razón de discapacidad o creen que no se han garantizado las medidas de accesibilidad en las pruebas de selección.

Respecto a los recursos judiciales para defender sus derechos, las personas con discapacidad cuentan con el Ministerio Fiscal, que interviene en los procesos penales, en los procesos de modificación de la capacidad de obrar y, en general, ante la violación de un derecho fundamental. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad recuerda, además, las medidas de carácter judicial que protegen a quienes son objeto de discriminación por razón de discapacidad. Estas son la justicia gratuita y la inversión de la carga de la prueba (la parte demandada presenta pruebas que demuestren que su conducta no fue discriminatoria).

Otros organismos en los que se puede denunciar son la Inspección General de Servicios en la Administración General del Estado (AGE), el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, el servicio de inspección educativa, e incluso, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España -que cuenta con una Comisión de Quejas y Deontología- y el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales. La guía editada por el CERMI explica de manera detallada cómo presentar las correspondientes quejas y modelos de denuncia.

Transplante en 3D Mejoraría la Visión

EL TRASPLANTE EN 3D AYUDARÍA A MEJORAR LA VISIÓN

Un estudio que se publica en Cell Stem Cell muestra que las células madre derivadas de embriones humanos pueden formar espontáneamente los tejidos de la parte del ojo que permite la visión.

Las células madre derivadas de embriones humanos pueden formar espontáneamente los tejidos que se desarrollan en la región del ojo que permite la visión, según un estudio que se publica hoy en Cell Stem Cell. En el futuro, el trasplante de estos tejidos en tres dimensiones podría ayudar al tratamiento de trastornos visuales.

El trabajo, coordinado por Yoshiki Sasai, del Centro Riken de Biología del Desarrollo, en Kobe (Japón), “abre un nuevo camino para el uso de tejidos complejos derivados de células madre embrionarias”. Así lo ha declarado Sasai.

Durante el desarrollo, la retina se forma a partir de una estructura conocida como copa óptica. En el nuevo estudio, esta estructura emerge espontáneamente de las células madre embrionarias gracias a los métodos de cultivo celular optimizados por el equipo de Sasai.

Las células madre embrionarias formaron estructuras correctas en tres dimensiones y las dos capas de la copa óptica, incluyendo un estrato que contiene una gran cantidad de fotorreceptores.

Material de trasplante
Debido a que la degeneración de la retina es el resultado de la lesión de los fotorreceptores, los tejidos derivados de células madre podrían ser el material ideal para el trasplante.

Más allá de las implicaciones clínicas, este trabajo probablemente acelerará la adquisición del conocimiento en el campo de la biología del desarrollo. Por ejemplo, la copa óptica derivada de células madre embrionarias humanas es mucho más grande que la que elaboraron previamente los científicos del centro de investigación de Kobe, que procedía de células madre embrionarias de ratón, lo que sugiere que estas células contienen instrucciones innatas específicas de las especies para generar la estructura ocular.

Avances en el Diagnóstico Genético Ocular

Avances en el diagnóstico genético y la terapia de enfermedades oculares: resumen de ARVO 2012

El Congreso Anual de la Asociación Americana para la Investigación en Oftalmología y Ciencias de la Visión (ARVO) tuvo lugar del 6 al 10 de Mayo en Fort-Lauderdale, Florida.

Dentro del mundo de la investigación básica y traslacional destacaríamos los avances en:

1. Secuenciación masiva.

Aplicación al diagnóstico genético y a la identificación de nuevos genes: como resultados a destacar mediante el uso de NGS ya se han identificado 4 nuevos genes de Retinosis Pigmentaria (RP) y muchas mutaciones nuevas en genes conocidos.

Esta estrategia revoluciona el diagnóstico genético porque permite analizar simultáneamente todos los posibles candidatos, conocidos o no, tanto en familias como en casos aislados, a unos costes cada vez más reducidos y con mayor fiabilidad. Sin duda es la estrategia del futuro para el diagnóstico molecular de cualquier tipo de patología hereditaria, tanto si afecta la visión como cualquier otro órgano.

2. Identificación de marcadores genéticos de riesgo para la predicción de enfermedades frecuentes complejas, como el Glaucoma, la Degeneración Macular Asociada a la edad (DMAE), Retinopatía Diabética:

Se han presentado varios estudios interesantes que abordaban la identificación de marcadores genéticos, tipo SNP, localizados en todo el genoma para predecir el riesgo genético, como por ejemplo un análisis GWAS multicéntrico para encontrar las variantes genéticas implicadas en la DMAE, que ha implicado a 18 países (entre los que no se encuentra España),

30 centros y 77.000 genomas (17.000 pacientes y 60.000 controles) ha obtenido una asociación robusta con variantes de 19 genes. A pesar de que los resultados son positivos y consistentes, la contribución de cada una de las variantes genéticas identificadas, es pequeña.

3. Nuevos avances en terapia génica: actualmente, se están llevando a cabo 5 ensayos de terapia génica ocular en humanos para tratar la Amaurosis Congénita de Leber: 3 en Estados Unidos, 1 en el Reino Unido y otro en Japón, con 40 pacientes en total. Además, se están desarrollando ensayos de terapia génica para otras enfermedades oculares, como la coroidoremia.

En relación a la terapia de LCA los ensayos están ya en fase clínica I/II, fases en las que se evalúa principalmente la seguridad del tratamiento y también su posible eficacia. Se está trabajando muy intensamente para desarrollar tratamientos menos agresivos para la retina, como la inyección intravítrea de los AAV terapéuticos.

Respecto a la posible terapia con el micro-chip de retina sintética y por comparación con las terapias génicas anteriores, quedó claro que sólo se debería utilizar cuando se ha producido una pérdida muy severa de visión en Retinosis Pigmentaria (RP) y DMAE debido a una pérdida masiva de fotorreceptores. También se está avanzando en tratamientos farmacológicos convencionales dirigidos a subgrupos de pacientes que están bien caracterizados a nivel genético-molecular.

4. Nuevas estrategias de terapia basadas en la reparación del ARN: uno de los campos de investigación molecular más novedosos para futuros tratamientos de terapia génica aborda la corrección de mutaciones, pero en lugar de hacerlo directamente sobre el gen, se actúa sobre el ARN modificando el proceso de maduración (splicing).

Las primeras pruebas se han realizado como ensayos modelo tanto en células en cultivo como en animales que contienen la mutación humana. Están en marcha ensayos de este tipo de terapia génica en pacientes afectos de patologías no oculares y, se han obtenido resultados exitosos. Una terapia parecida se ha aplicado a un ratón portador de una mutación en el gen USH2A, con resultados que parecen muy prometedores.

En resumen, en este congreso se han presentado avances conceptuales importantes y metodologías revolucionarias para el diagnóstico molecular y la terapia génica de muchas patologías oculares hereditarias. Existe ya una sólida y amplia base de conocimientos, que se incrementa de forma rápida y progresiva como observamos anualmente en ARVO, y que sin duda redundará en beneficio de los pacientes.

Tecnología Óptica usada en Astronomía

Tecnología Óptica usada en Astronomía

La Universidad de Valencia aplicará tecnología óptica -hasta ahora, solo utilizada en la astronomía para estudiar imágenes del universo- con objeto de prevenir el desarrollo de la miopía, considerada la enfermedad ocular más habitual en todo el mundo.

El catedrático de Óptica Robert Montés Micó ha conseguido uno de los prestigiosos proyectos del European Research Council con una dotación de millón y medio de euros para estudiar, durante cinco años, las señales promotoras de procesos que generan miopía.

Estos proyectos (Starting Research Grant) son otorgados a investigadores de alto nivel mundial que trabajan en las denominadas fronteras del conocimiento, puesto que sus descubrimientos pueden cambiar la ciencia actual y, en este caso, los resultados podrán implicar importantes mejoras en un problema de salud pública relevante como es el caso de la miopía en el ámbito europeo.

Señales de respuestas acomodatives en humanos tiene el objetivo de conocer con detalle cuales son los signos que controlan los procesos acomodativos que se producen cuando el ojo humano recibe imágenes en la retina. De esta manera “podremos modificarlos a fin de controlar el crecimiento que sufre el ojo y evitar, por ejemplo, alteraciones de su longitud axial como es el caso de la miopía”, argumenta Montés Micó.

Este proyecto usará la simulación visual utilizando tecnología de óptica adaptativa, empleada habitualmente a la búsqueda astronómica, para estudiar el ojo humano y, así, poder comprobar de manera exhaustiva estas señales. En una fase posterior, como expone el investigador, “esperamos disponer de las herramientas para modificar el señales que controlan los procesos acomodativos del ojo mediante dispositivos ópticos con el fin de controlar la progresión de la miopía, especialmente en niños”.

La miopía se ha convertido en una afección muy importante de salud pública, además de ser la enfermedad ocular más habitual (representa el 80%). Por un lado, el incremento de la miopía aumenta el riesgo de otras como por ejemplo la ceguera, el glaucoma, la retinopatía, el desprendimiento de retina o las cataratas. Y, por otra parte, se ha comprobado un crecimiento de la prevalencia de la enfermedad en los países desarrollados porque, además de factores hereditarios, la miopía se vincula a visiones próximas.

De hecho, en Estados Unidos en sólo 30 años, la miopía ha pasado de afectar al 25% de la población al 42% y, por lo tanto, a implicar un coste anual de 7,2 billones de dólares, según Robert Montés Micó. La prevalencia en África o India es del 10%; del 15% en América del Sur y del 60 al 80% en algunas zonas de Asia (hasta el 90 en China y Taiwan), pero por motivos genéticos.

La Curación como Objetivo

Hasta la actualidad no hay terapia efectiva contra la curación, puesto que las operaciones de miopía, evitan la utilización de gafas o lentes de contacto, pero no acaban con la enfermedad. Por este motivo, este proyecto de la Universitat de València “permitirá adelantar en el tratamiento de la miopía y prevenir su evolución con la creación de gafas o lentes que frenan el avance de la enfermedad o acaban con ella” a la vez que aportará información actualizada sobre su afección en el ámbito europeo”, expone el profesor.

Robert Montés Micó es doctor en Optometría y Neurociencias por el Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Manchester (Reino Unido) y desarrolla su actividad investigadora en los campos de la acomodación, la presbicia y la miopía. Obtuvo la acreditación nacional para catedrático de universidad con solo 34 años. Actualmente, dirige un grupo de veinte investigadores y su investigación ha contribuido a conocer los cambios que sufre el ojo humano con la edad, en especial, aquellos relacionados con la acomodación que derivan en la presbicia o vista cansada, como también las mejores soluciones para contrarrestarla con el desarrollo de lentes intraoculares o de contacto.

 

Inversión de más de seis millones de euros en Tecnología Óptica

El proyecto del European Research Council por el catedrático Montés Micó es el cuarto de la modalidad IDEAS del 7º Programa Marco de la Unión Europa conseguido por la Universitat de València en los dos últimos años, tres liderados por Personal Docente e Investigador y uno por un investigador Ramon y Cajal. Estos suman un presupuesto de seis millones de euros y se desarrollarán desde 2010 a 2017. La directora técnica de la Oficina de Proyectos Europeos (OPER) de la Universitat de València, Àngels Sanchis, subraya que hasta 2011, “la Universitat de València había sido la única institución de la Comunitat Valenciana con tres proyectos IDEAS”.

Sanchis considera muy importante esta cifra y estima que hace falta tener en cuenta que estas ayudas “se conceden anualmente a líderes de la investigación excepcionales para desarrollar proyectos de investigación altamente ambiciosos, pioneros y no convencionales en cualquier campo de la ciencia, la ingeniería y la erudición”. De hecho, el programa IDEAS “financia investigadores de excelencia europea porque desarrollan un proyecto pionero y de alto riesgo que pueda producir resultados de alto impacto.

El programa evalúa ideas innovadoras a título individual considerando tres criterios: la idea, el currículum del investigador y su entorno académico e investigador”, apunta la directora técnica de la OPER
El catedrático del departamento de Química Inorgánica y director del Instituto de Ciencia Molecular (ICMOL), Eugenio Coronado, fue el primero de la Universitat de València en conseguir este tipo de proyectos del programa *IDEAS en 2010, además, en la modalidad senior (Advanced Research Grant). De hecho, también fue el único químico español que la había ganado. Coronado recibió 1,67 millones de euros (2010-2015) para investigar la posibilidad de incorporar sistemas moleculares en dispositivos espintrónicos.

La espintrónica es un avance de la electrónica que aprovecha el magnetismo de los materiales para obtener dispositivos electrónicos más sensibles, rápidos y de bajo consumo energético. Los cabezales de lectura de todos los discos duros se basan en este fenómeno.

El profesor del departamento de Astronomía y Astrofísica Miguel Ángel Aloy consiguió 1,47 millones de euros con el fin de estudiar (2011-2016) las gigantescas explosiones cósmicas que han desconcertado los científicos durante décadas. Su investigación intenta resolver el enigma de los destellos de luz gamma en los que llega a liberarse más energía en una fracción de segundo que la que producen todas las estrellas visibles en el mismo periodo de tiempo.

Por su parte, Rafael Sanjuán, investigador del Institut Cavanilles de Biodiversitat i Biologia Evolutiva obtuvo 1,39 millones de euros para analizar (2012-2016) la variabilidad en las tasas de mutación de los virus de RNA para entender mejor los procesos responsables de la mutación viral usando virus modelo y de relevancia biomédica tales como los bacteriófagos, el VIH, o el virus de la hepatitis C